Se habla español

Archivado en (Hispanos, Idioma, Inmigración, sociedad) por loretosetien el 14-06-2013

Archivado en: , , , , , ,

Marco Rubio, el Senador norteamericano de origen cubano que se ha convertido en la cara visible del partido Republicano en materia de inmigración, ha vuelto a poner en primer plano una de las muchas realidades vs. legislación que se dan en este país, en este caso la del idioma. En medio del debate sobre la reforma inmigratoria ha propuesto que saber inglés sea obligatorio. ¿Locura o no? Primero algunos datos:

1. EEUU no tiene una lengua oficial.

2. El 80% de la población tiene como lengua nativa el inglés

3. En este país conviven personas que hablan más de 100 lenguas y para las que el inglés es el canal común de comunicación.

4. En EEUU existen 55 millones de hispanoparlantes (datos del censo de 2012), lo que convierte al español en la segunda lengua más hablada tras el inglés. El 50% de ellos reconoce tener un dominio limitado del inglés.

Lo cierto es que, salvo raras excepciones, la convivencia de estas realidades es bastante buena y se basa en un entendimiento mutuo: los que sólo hablan inglés se comportan como si todo el mundo hablara inglés y los hispanoparlantes o bien hacen un esfuerzo por aprenderlo si por razones de trabajo les resulta necesario o bien construyen su vida en un entorno latino que les permite poder comunicarse sólo en español. Esta última opción tiene sus consecuencias, obviamente, entre ellas la imposibilidad de acceder a mejores trabajos y mayores salarios.

imagesCA0RQKIV2 Se habla español¿Cómo se puede vivir, trabajar o tener una familia en Estados Unidos y no hablar inglés? Pues es relativamente sencillo. Prácticamente no existe comercio, tienda o restaurante en el que no exista al menos un trabajador de origen latino. Y a esta realidad social se ha unido, lógicamente, la comercial: los hispanoparlantes, el 16% de la población, son un mercado importante, así que bancos, compañías de telefonía, aseguradoras, medios de comunicación y hasta partidos políticos (sí, también Marco Rubio), entre otros, se apresuran a colgar el cartel de “Se habla español”.

La excepción más sangrante, aunque seguramente también reflejo de la realidad social: en una ciudad como Washington, llena de monumentos nacionales y maravillosos museos gratuitos gracias a la Institución Smithsonian (http://www.si.edu/Museums) no existe ni un sólo panfleto, tour o panel explicativo en otra lengua que no sea el inglés. Como mucho lo subtitulan y allá se apañe cada uno.

¿Qué hace falta para ser “truly american”?

Archivado en (Armas de fuego, Hispanos, Inmigración, sociedad) por loretosetien el 01-05-2013

Archivado en: , , , , , , ,

Con el país aún perplejo ante las dos bombas que el pasado día 15 acababan con la vida de tres personas y herían a más de 260 en el Maratón de Boston, una de las dudas que sigue flotando en el aire -como parte del más amplio ¿por qué?- es cómo considerar a los dos jóvenes que presuntamente (aunque nunca se les haya aplicado la presunción de inocencia) lo llevaron a cabo.

Las primeras noticias tras su identificación apuntaban a “jóvenes chechenos” y las agencias de noticias, en su búsqueda de antecedentes relacionados, sacaban a relucir los ataques de terroristas chechenos al Teatro Dubrovka de Moscú en 2002 (170 muertos) y a la escuela Beslan en 2004 (380 muertos) . ¿Era posible, radicales chechenos atacando en EE.UU.?

La segunda oleada de información cambiaba el rumbo: eran residentes legales, es más, tenían la ciudadanía y llevaban al menos 10 años en el país al que llegaron con sus padres. Teniendo en cuenta que el más joven, Dzhokhar Tsarnaev, tiene 19 años, eso significa que llegó a EE.UU. con 9 y ha vivido más en América que en Rusia. El mayor, Tamerlan, muerto a manos de la policía, tenía 26. Estaba casado con una americana y tenía una hija de tres años nacida y criada en los EE.UU.

imagesCAZWPSFX3 ¿Qué hace falta para ser truly american?Y entonces empezó el desconcierto: ¿terroristas chechenos, pirados americanos? Un amigo del colegio de Dzhokhar dice en CNN: “Era tan americano como yo”. Un tío paterno que vive en  Maryland habla en rueda de prensa cuando aún buscan al segundo hermano: “Me avergüenzo de ellos, pido perdón a las víctimas. Sólo entiendo que hayan podido hacer esto por ser unos perdedores, por no haber sabido salir adelante como los demás”. Un periodista le pregunta: “Qué opina usted de EE.UU.”?. Respuesta: “Enseño a mis hijos, porque es lo que creo, que este en el país ideal en el mundo, lo respeto y lo amo porque da la oportunidad a todo el mundo de sentirse, de ser un ser humano”. Cómo para decir otra cosa…

Resumiendo: los dos hermanos han pasado la mitad de sus vidas en este país, del que son ciudadanos legalmente y votantes registrados, del que al parecer recibieron numerosas ayudas sociales, en el que han estudiado, hecho voluntariado, formado parte de equipos deportivos, tienen amigos, esposa e hija en el caso de uno de ellos… Pero han puesto dos bombas, no han nacido en EE.UU., son de una etnia en la que existen grupos terroristas… Y son musulmanes, para qué negarlo.

Así que los medios, y con ellos el país, se dividen entre los que los consideran terroristas chechenos y hablan de seguridad nacional -la Fox atacó duramente a Obama porque en su primera intervención tras el atentado evitó hablar de terrorismo- y los que creen que esto tiene más que ver con actos violentos cometidos de forma irracional por gente con fácil acceso a las armas, como la masacre en el colegio de Newtown. O de Columbine, de la que cinco días después del ataque en Boston se cumplían 14 años. Y ahí siguen, aunque ambas posturas han encontrado un punto en común: americanos o chechenos, ¿por qué se les dejó entrar en el país inicialmente, y por qué no se les controló cuando había indicios de que podían ser peligrosos?

A la duda sobre qué hace que unos sean americanos y otros no se enfrentan también a diario los llamados Dreamers, unos 700.000 jóvenes inmigrantes que llegaron a EE.UU. de forma ilegal con sus padres cuando tenían menos de 16 años y a los que la reforma migratoria de Obama les permite acceder a un permiso de trabajo temporal e incorporarse así al mercado de trabajo de forma legal al acabar su formación.

Estos jóvenes descubrieron en muchos casos ya de adolescentes su situación irregular en el único país que recuerdan (porque una vez aquí ni ellos ni sus padres pudieron volver al país de origen dada su situación), donde se han criado y estudiado y cuya lengua dominan incluso mejor que el español.

Una encuesta realizada tras el anuncio del Presidente revelaba que un 64% de la población estaba a favor de la medida, mientras que un 30% estaba en contra. Quizá el principal motivo sea el que le espetó un periodista de un medio conservador a Obama en la rueda de prensa en la que anunció la medida: “¿Eso es lo mejor para los trabajadores americanos?”.

En el otro lado de la balanza estás los hijos e hijas de inmigrantes ilegales nacidos en EE.UU.: Son ciudadanos de pleno derecho (al menos en el papel), tanto que si sus padres son deportados ellos en la mayor parte de los casos permanecen en el país a cargo del Estado. Según un reciente informe, en el primer semestre de 2011 cerca de 46.000 padres y madres de niños ciudadanos americanos fueron deportados. ¿Quién es más americano entonces, un niño sólo por el hecho de nacer aquí aunque se críe en otro país o el que llegó de niño y no conoce otra cosa?

3225754 300x180 ¿Qué hace falta para ser truly american?Claro que la estas dudas van mucho más allá de las fronteras de EE.UU. Sin ir más lejos, en España recuerdo el caso de un tal Juanito, que como en la canción “era hermoso y rubio como la cerveza” y  que pasó a llamarse Johann Mühlegg una vez le fueron retiradas sus dos medallas olímpicas como esquiador de fondo por dar positivo en el control de dopaje.

La crisis de las alitas se cierne sobre la Super Bowl

Archivado en (Comida, Deportes, sociedad) por loretosetien el 01-02-2013

Archivado en: , , , ,

Este domingo se celebra en Estados Unidos y se sigue en todo el mundo uno de los eventos deportivos del año: la Super Bowl. Aparte de que es la final de la liga de fútbol americano y que la juegan los Ravens de Baltimore y los 49ers de San Francisco, reconozco que no puedo añadir mucha más información en el aspecto deportivo. Ahora, en el económico y gastronómico ya es otra cosa.

Resulta que, como toda celebración que se precie en EE.UU., la Super Bowl va acompañada de un menú de temporada básico que incluye cerveza, salsas para dipear y, sobre todo, alitas de pollo. Picantes, a la barbacoa, suaves, estilo oriental, gigantes, fritas, al horno… El cómo es lo de menos, lo importante es la cantidad, porque resulta que alguien -el Consejo Nacional del Pollo, y no es broma-  ha calculado que este año se consumirán durante la Super Bowl 1.230 millones de alitas. Atención que han hecho un gráfico y todo:

Grafico La crisis de las alitas se cierne sobre la Super Bowl

Nota: Recomiendo vívamente la lectura de la nota de prensa del Consejo Nacional del Pollo, en la que además de este gráfico y otro sobre cómo prefieren los americanos sus alitas, apuntan hechos tan relevantes como el siguiente: “Un pollo tiene dos alas y las compañías de pollos no pueden producir las alas sin el resto del pollo. Por tanto, el abastecimiento de alitas está limitado por el número total de pollos que se producen”.

Visto el panorama, es fácil entender la preocupación que ha recorrido el país la última semana ante informaciones que apuntaban a que, debido a la tremenda sequía del pasado año y la consecuente subida de los precios de los piensos, se habían criado menos pollos. En conclusión, que peligraba el abastecimiento de alitas para ver el partido. Y no hablamos de un cotilleo de twitter, hablamos de las secciones de economía de CNN -que también apunta a la inclusión de las alitas de pollo en la carta de McDonalds como responsable de la escasez, MSN o US News.

Afortunadamente, los expertos han hablado y, desde un economista de la Universidad de Dakota del Norte hasta un responsable del Departamento de Agricultura del Gobierno de EEUU experto en pollos y huevos (no, tampoco es broma), todos han tranquilizado a la población: habrá alitas para todos, eso sí, más caras de lo normal. Vamos, lo que viene siendo la ley de la oferta y la demanda.

Alitas La crisis de las alitas se cierne sobre la Super BowlSuperada la crisis, toca ir pensando en cómo preparar las dichosas alitas, así que ahí van las sugerencias del Washington Post o el New York Times. Porque éste es un tema muy serio, de interés nacional nada más y nada menos.

Una forma de hacer frente al miedo

Archivado en (Armas de fuego, Obama, sociedad) por loretosetien el 17-12-2012

Archivado en: , , ,

El pasado viernes 27 personas morían en un tiroteo en una escuela de primaria en Newtown (Connecticut). De ellas, 20 eran niños y niñas de 6 y 7 años. El asesino: un veinteañero que, tras matar a su madre, cogió dos pistolas y un fusil de asalto de la colección de armas de la mujer y se dirigió a una escuela con la que al parecer no tenía ninguna conexión para disparar durante 5 minutos y después suicidarse.

Dos días después, los medios realizan perfiles de las víctimas y siguen intentado responder la pregunta más obvia: ¿por qué?. Más abajo, en piezas más pequeñas, vuelven como cada tras tiroteo a hacerse eco de las declaraciones de asociaciones y políticos que piden leyes de control de las armas.

No es un clamor nacional, los grandes medios no se posiciona claramente a su favor-como sí hacen en las campañas electorales o en los grandes debates económicos-. Se limitan a hacer su trabajo y recoger la opinión de un sector, a dar otro punto de vista sobre la noticia. Y algunos ni siquiera lo hacen de una forma justa. En el Washigton Post de hoy se puede leer uno de esos artículos, titulado “Para los defensores del control de armas, éste podría ser un punto de inflexión”. El redactor resume algunas de las medidas que proponen, como que se compruebe el historial de los compradores o prohibir la venta de armas de asalto. Y a continuación escribe el siguiente párrafo:  ”No está claro, sin embargo, si alguna de estas medidas podría haber marcado alguna diferencia en el tiroteo de Connecticut”.

Y ya está, así se desmonta la tesis de que hacer más difícil el acceso a las armas podría evitar la relativa frecuencia con la que en este país se dan tiroteos masivos, 18 sólo desde que en 1999 se hiciese muldialmente famoso el Instituto Columbine, en Colorado, donde murieron 12 estudiantes y un profesor.

El Post hace su propio repaso y rescata los tiroteos masivos con mayor número de víctimas en el mundo: recoge 12 desde 1966, siete en Estados Unidos y cinco más en diferentes países (Australia, Alemania, Noruega y dos en Gran Bretaña).  No incluye en su cuenta la matanza en julio pasado en un cine de Aurora (Colorado), donde murieron 12 personas; o el de enero de 2011 en Tucson, Arizona, donde murieron 6 y resultaron heridas 13 más, entre ellas la Congresista Gabrielle Giffords.

Pero además de la numérica, la diferencia entre EEUU y el resto del mundo es que aquí estos sucesos se empiezan a ver como algo inevitable, similares a los accidentes de tráfico o los huracanes, fenómenos ciertamente perturbadores pero que escapan al control de cada uno, por lo que sólo te queda prepararte lo mejor que puedas por si ocurre (el vídeo educativo “Esconderse, correr, luchar” del Ayuntamiento de Houston no tiene desperdicio) y esperar que no te toque a ti o a los tuyos. 

images8 Una forma de hacer frente al miedoLa primera intervención de Obama tras el suceso fue ciertamente conmovedora. Hablaba, dijo, más como padre que como Presidente y seguramente por eso tuvo que interrumpir su discurso unos segundos para recuperar la voz y secarse discretamente una lágrima. En su discurso semanal, afirmó que este país, unido, debe tomar “acciones significativas”. Cuáles, cuándo o cómo son preguntas que quedan una vez más en el aire.Lo que Obama dice y hace no es más que un reflejo de lo que piensa América. Es decir, si tras la muerte de 20 niños y niñas la gente no sale a la calle para pedir que se prohiban las armas, si el padre de uno de los chicos asesinados en Columbine cree que el problema es la falta de fe y amor a Dios  y no que los fusiles de asalto lleguen por correo hasta por error, si matanzas como la de hace año y medio en Noruega sirven para justificar que “no está claro que estas medidas hubiesen marcado ninguna diferencia”, si 18 horas antes del tiroteo Michigan aprobaba una ley que permite llevar armas ocultas en guarderías, escuelas, estadios deportivos e iglesias ¿qué se puede esperar de su Presidente?Lo cierto es que los estadounideses aman las armas, forman parte de su cultura y de su historia. Lo resume muy bien Antonio Caño en El País, lo lleva más allá Michael Moore en su cuenta de twitter (@MMFlint): “Odio decir esto, pero matar es lo nuestro. Empezamos América con un genocidio y la construimos con esclavos. Los tiroteos continuarán, es lo que somos”.En algo sí estoy de acuerdo con él: no creo que nada vaya a cambiar con las 27 muertes de Connecticut, si acaso una mayor paranoia que llevará a una mayor venta de armas, como ya sucedió tras el ataque en el cine de Colorado el pasado verano. Una forma de hacer frente al miedo que conocía bien la madre del asesino, dueña de numerosas armas con las que se consideraba “preparada para lo peor” y que al final le apuntaron a ella.

Las elecciones norteamericanas, a la vista (por fin)

Archivado en (Campaña Electoral'12, Huracán, Obama, Romney, Washington) por loretosetien el 01-11-2012

Archivado en: , , , , ,

Y por fin la meta ya está a la vista. El próximo martes 6 de noviembre finaliza la larguísima campaña electoral a la presidencia de los Estados Unidos y resulta que, tras meses y meses en los que se ha analizado todo lo analizable, el foco de la noticia ha dejado de lado a republicanos y demócratas para centrarse en el huracán Sandy (al margen de Halloween, claro).halloween ds 20121101022808 300x296 Las elecciones norteamericanas, a la vista (por fin)

Cosas de los desastres naturales, nunca llegan a gusto de todos (que se lo digan a las cadenas de televisión, que se perdieron las mejores imágenes y los consiguientes picos de audiencia porque a Sandy le dio por tocar tierra en EEUU de noche). De todos modos, y volviendo a las elecciones, resulta que tampoco hay mucho nuevo que contar. A cinco días del gran día, las encuestas siguen dando un empate técnico entre Barack Obama y Mitt Romney.

Por eso los dos candidatos se vuelcan en los Estados indecisos, que podrían dar la victoria a cualquiera de ellos. Obama se pone la cazadora del Air Force One en plan Top Gun, Romney se remanga la camisa y hasta alza la voz. Ambos partidos echan el resto con los últimos anuncios de televisión, los voluntarios y voluntarias apuran las últimas llamadas telefónicas y la campaña puerta a puerta y llegan los apoyos más regazados, como el de la revista New Yorker a Obama (“la reelección de Obama es un asunto de gran urgencia”, dice).

Pues la urgencia tendrá que esperar a ver qué pasa el martes, porque las pistas que normalmente dan las encuestas no sirven de nada en este caso. La revista Time aprovecha su último número para dirigirse a todos los indecisos con una portada reversible que da argumentos para votar a ambos candidatos. Por cierto, que hasta en ésto la campaña cede espacio a Sandy, ya que Time lanza una portada diferente, dedicada al huracán, en la costa Noreste.

Lo cierto es que Sandy ha puesto la guinda a una campaña que, a pesar de los esfuerzos de ambos candidatos por centrar en temas concretos -políticas sociales en el caso de Obama, la economía en el caso de Romney-, ha transcurrido a golpe de actualidad: el ataque de la Embajada de EEUU en Siria y la muerte de su embajador, la grabación con una cámara oculta de Romney en un acto privado, el tiroteo en un cine de Denver, las reflexiones de varios cargos Republicanos sobre el aborto, la decisión del Tribunal Supremo sobre la reforma sanitaria de Obama, la pobre actuación de Obama en los tres debates electorales (especialmente en el primero, el más visto), la actuación de Clint Eastwood y su silla en la convención republicana…

Y aún quedan cinco días por delante, cinco días en los que Obama puede seguir luciéndose como Commander in chief con las secuelas del huracán y demostrando que no se puede hacer peor que Bush con el Katrina, pero en los que también tiene que recibir los datos del paro del último mes, y los anteriores no fueron precisamente buenos. Y a Romney también le da tiempo aún a alguna metedura de pata, y más con tanta exposición mediática estos días. Ver veremos.

Pobres niños y niñas

Archivado en (Obama, Romney, Sin categoría, sociedad, Washington) por loretosetien el 15-10-2012

Archivado en: , , , , , ,

Se acerca el final de la larga campaña electoral americana, con dos de los tres debates previstos ya realizados y el número de indecisos aún demasiado alto para que ninguno de los dos candidatos pueda lanzar las campanas al vuelo. La economía, la reforma sanitaria o la participación de Estados Unidos en diferentes frentes bélicos han marcado hasta ahora la agenda y no parece que esto vaya a cambiar.

Lógicamente estos asuntos son los que copan día tras día las portadas de los periódicos que, sin embargo, también encuentran espacio para otras historias, más mundanas y que son la raíz de esos discursos. Como hace unos días en el Washington Post, cuando a raíz de la referencia del candidato republicano Mitt Romney a los “niños pobres” -que luego corrigió como “niños de familias con bajos ingresos”- una de estas pequeñas historias conseguía dejarme nuevamente con la boca abierta (¿cómo puede pasar esto en la capital de la primera potencia mundial?) y el corazón helado.

Titulado “Los niños pobres necesitan campeones” y firmado por Petula Dvorak, el reportaje pone cara a los más de 30.000 niños y niñas que viven por debajo del umbral de la pobreza en Washington DC, y que lo hacen además rodeados de otros muchos niños y niñas que hace tiempo dejaron de desear nada porque tienen absolutamente todo lo que el dinero puede comprar.

Dvorak nos acerca el drama diario que vive en esta ciudad una mujer de 27 años con cáncer cervical y un niño de dos a la que su trabajo a media jornada no sólo no le permite acceder a un seguro y, por tanto, a un tratamiento médico, sino tampoco a un techo bajo el que dormir. La lista de espera para poder acceder a una vivienda social es !de 20 años! así que la solución para pasar las noches a cubierto es recorrer la línea de metro hasta que cierra y luego buscar refugio en los baños de una estación de tren o autobús. Ha encontrado otra solución algo más cara pero más cómoda para ambos: comprar con tiempo un billete de ida y vuelta a Nueva York en una línea barata de autobús. 8 horas de viaje por 24$, mucho más barato que cualquier hotel.

Historias como ésta no saldrán en los debates, pero están presentes cuando se afirman cosas como que Estados Unidos es el país de las oportunidades, que todo el mundo si trabaja duro puede llegar a lo más alto (¿de verdad alguien cree que ese niño tiene las mismas oportunidades que cualquier otro?). Cuando se dice que el 47% del electorado, el que votó a Obama, cree estar legitimado para que el Gobierno le de gratis casa, comida y trabajo. Cuando se habla de recortar en el presupuesto. Cuando se anuncia que al día siguiente de ganar las elecciones se reprobará la ley que acaba de ampliar el mínimo sistema público de salud que existe en este país.

Pero también están presentes cuando se defienden cuatro años de gestión y un programa electoral que se basaba en la esperanza y el cambio. Cuando se afirma que todos y cada uno de los días se trabaja por ayudar a la clase media de este país donde, según datos del censo del pasado año, cerca del 22% de los niños y niñas viven en la pobreza. Y lo que es peor, la cifra no ha dejado de crecer en los últimos 10 años.

Romney lo dijo bien la primera vez, pobres niños y niñas

¿Por qué no nos quieren?

Archivado en (Campaña Electoral'12, Obama, Política internacional, Romney, Siria) por loretosetien el 15-09-2012

Archivado en: , , , , ,

Los ataques que se han producido a lo largo de esta semana a diversas Embajadas estadounidenses en países islámicos y cuyo punto álgido (al menos hasta el momento) ha sido la muerte del Embajador en Libia, Chris Stevens, han hecho que los y las estadounidenses se enfrenten una vez más a una situación que les resulta francamente incomprensible: ¿Pero por qué no nos quieren?

1347653143 696510 1347653270 noticia normal 300x192 ¿Por qué no nos quieren?Como ya les pasase en Irak o Afganistán, por citar sólo las situaciones más recientes, una vez más la sociedad norteamericana siente que sus esfuerzos materiales y humanos por extender la democracia en el mundo y por ayudar a pueblos oprimidos a derrocar dictadores, por llevar una ayuda económica que sale de sus bolsillos para mejorar las condiciones de estos países, reciben a cambio una patada en vez de un gracias.

Los medios de comunicación, ya sean de izquierdas o derechas, y que previamente ayudaron en gran medida a vender esta imagen benevolente de sus políticas intervencionistas, intentan dar sentido a lo que para ellos no tiene sentido alguno y la respuesta que flota en el aire es la misma: desagradecidos. Otro punto de encuentro: los culpables de las muertes de cuatro ciudadanos estadounidenses en Bengasi tienen que ser castigados (algo a lo que ya se ha comprometido Obama, que destaca como uno de sus mayores logros en este mandato haber matado a Osama Bin Laden).

A partir de aquí las versiones divergen y mientras los medios más conservadores (Fox) acusan directamente a Obama de ponerse a los pies de los islamistas, exigiendo una respuesta contundente que mande al mundo la señal de que con Estados Unidos no se juega, los más progresistas (CNN) se plantean si estos actos violentos no tendrán más que ver con el descontento general del país y la situación de estancamiento que viven.

Lo cierto es que los últimos acontecimientos han puesto la política internacional en el centro de la campaña electoral, donde estaba francamente desaparecida. Ni en la reciente Convención Republicana ni en la Demócrata fue un punto destacado de los discursos y aún está por ver hacia qué lado inclina la balanza (en la última encuesta de Gallup los ciudadanos dan el mismo apoyo a los dos partidos, un 45%, en cuanto a quién haría un mejor papel defendiendo a EEUU del terrorismo internacional y las amenazas militares).

Hasta ahora el papel internacional de Obama y el trabajo realizado por Hillary Clinton como Secretaria de Estado tenían una valoración positiva, reforzada por el compromiso de terminar de sacar las tropas de Afganistán en 2014. Por otro lado, Romney de momento no ha sabido aprovechar su baza, precipitándose en criticar al Presidente (en contra de lo que ha hecho en gran medida su partido) y tratando de sacar rédito electoral a una situación en la que para los estadounidenses lo primero ahora es el patriotismo.

Los viajes de Obama y la Abeja Reina

Archivado en (Campaña Electoral'12, Obama, Washington) por loretosetien el 06-09-2012

Archivado en: , ,

120125 spanish coast guard 3.photoblog6001 300x200 Los viajes de Obama y la Abeja ReinaEl domingo pasado publicaba en el suplemento V del diario El Comercio la increíble historia de la lancha Abeja Reina, que en agosto de 2008 se alejaba a la deriva de la costa cercana a Boston y en enero pasado aparecía en Llanes con numerosos daños, semihundida pero entera, con sus dos motores fueraborda y una historia para recordar.

Hace un par de semanas, cuatro años después de su partida, y gracias al interés de la empresa que la construyó por evaluar cómo su producto había soportado condiciones tan extremas, la Abeja Reina se reunía de nuevo en EE.UU. con su dueño, que aquel día salvó la vida junto a su cuñado tras caer al agua y nadar cerca de tres kilómetros en plena tormenta hasta la orilla mientras veía alejarse la lancha.

Ayer, siguiendo la Convención Nacional del Partido Demócrata y escuchando diferentes análisis sobre los cuatro años de mandato de Obama, me acordaba nuevamente de la historia de la Abeja Reina: un increíble trayecto que llega a su fin y durante el cual ha habido momentos de calma e incluso de dulce brisa, pero también tempestades y huracanes que han dejado una huella indeleble, profunda a ojos vista, y un futuro incierto sobre la mesa.

Barack Obama iniciaba su viaje en noviembre de 2008 y lo hacía con el impulso de millones de personas que creían en él y en el cambio que prometía: una nueva forma de hacer política. Sin embargo el viento cambió pronto y sus intentos de gobernar apoyado en acuerdos de Demócratas y Republicanos nunca llegaron a buen puerto. En 2010, con el control Republicano del Congreso y el recorte en la ventaja de los Demócratas en el Senado, todo fue aún a peor.

Por el camino el primer Presidente afroamericano de EE.UU. fue perdiendo peso y ganando canas y aquellos que habían gritado Yes, we can empezaron a dudar de que eso fuera cierto. El fin de las guerras en Irak y Afganistán, el cierre de Guantánamo, la reforma del sistema de salud, la apuesta por un país más ecológico, los avances en igualdad, los derechos de los homosexuales, el plan de estímulo empresarial, la creación de empleo, el crecimiento económico, la crisis de los precios de la vivienda, las soluciones al problema de la inmigración ilegal… Nada parecía avanzar a la velocidad adecuada y algunas cosas no avanzaban en absoluto.

fotonoticia 20120906080739 5001 300x229 Los viajes de Obama y la Abeja ReinaBill Clinton afirmaba en su intervención en la Convención que ningún presidente, ni siquiera él (que tiene uno de los mejores balances de gestión económica) podría haber arreglado en cuatro años el tremendo desbarajuste económico dejado por George W. Bush y recalcaba todos los buenos y grandes pasos que sí se han dado en estos últimos cuatro años. La pregunta es ¿son suficientes? ¿Los que en 2008 esperaban un milagro que no se ha producido le darán una nueva oportunidad al hombre que se lo prometió?

Los constructores de la Abeja Reina afirman que, si quisieran, podrían dejar la lancha como nueva ya que la estructura está en muy buenas condiciones. Sin embargo su futuro, por el momento, no es volver al mar sino ser expuesta en ferias náuticas. En el caso de Obama, aunque parece que la estructura original sí ha quedado tocada (su índice de popularidad ha caído del 68% de 2008 al 47%), los demócratas confían en poder arreglarla al menos lo suficiente como para seguir a flote cuatro años más.

Paul Ryan: el número dos de Mitt Romney sale a escena desde la derecha

Archivado en (Campaña Electoral'12, Hispanos, Igualdad, Inmigración, Romney, Ryan, Vicepresidente) por loretosetien el 16-08-2012

Archivado en: , , , , , , , ,

Por fin Rafalca, la yegua del candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos (EE.UU.), finalizó su participación en la categoría de doma clásica de los Juegos Olímpicos -lamentablemente sin medalla- y, tal y como había anunciado su dueño Mitt Romney, pudo hacerse público el nombre del que será su número dos en la campaña y candidato a Vicepresidente.

Despejada la incógnita, lo cierto es que la sorpresa no ha sido mucha. Tampoco es que el perfil de Romney sea el de alguien que se arriesgue tanto como para elegir a una desconocida Gobernadora de Alaska como Sarah Palin, pero es que la elección no podía ser más sobria: Paul Ryan, joven congresista de Wisconsin cuya principal característica es conocerse los entresijos del presupuesto nacional por arriba y por abajo.

Es cierto que la economía está siendo el principal tema de la campaña y uno de los puntos más débiles de Barack Obama, con unas cifras de creación de empleo que no acaban de despegar, pero también lo es que la importancia de votos como el de los latinos, las mujeres o la clase trabajadora fue decisiva en la anterior campaña y puede volver a serlo ahora y la elección de Ryan no ayuda mucho a Romney, sino más bien todo lo contrario.

RR on 60 Minutes Aug12 2012 300x214 Paul Ryan: el número dos de Mitt Romney sale a escena desde la derechaY es que Ryan parece un calco de Romney sólo que más joven (42 años frente a 65) y más escorado a la derecha. Como principal artífice de la política fiscal de los conservadores en esta campaña, es un defensor acérrimo del libre mercado y de la teoría de que lo que EE.UU. necesita son menos impuestos (especialmente para los empresarios) y menos Gobierno Federal.

Esto le hace estar especialmente bien visto entre aquellos que manejan más dinero, algo que se refleja en tres hechos. El primero, que el día de su nombramiento los demócratas recaudaron 3,5 millones de dólares en donaciones. El segundo, que una de sus primeras reuniones, a puerta cerrada, ha sido con el magnate de los casinos Sheldon Adelson, famoso en España por estar tras la idea de construir un Eurovegas y que ha donado ya a los republicanos decenas de millones. El tercero, las palabras del magnate y también gran donante republicano Rupert Murdoch, que lo ha descrito como “casi perfecto”.

Claro que lo que gusta a unos, especialmente a los seguidores del Tea Party, irrita a otros tantos. Y además de economía, hay otros temas encima de la mesa:

Inmigración: La postura de Ryan siempre ha estado del lado de las políticas anti-inmigratorias más duras, con una sola excepción, derivada de su procedencia de un estado eminentemente rural: la concesión de permisos temporales para trabajar en el campo siempre y cuando no den ningún tipo de derecho para permanecer en el país de forma indefinida. Aparte de esto, en 2005 por ejemplo votó a favor de un proyecto de ley que quería que la estancia ilegal en el país fuese considerada un acto criminal (ahora es un delito civil), votó en contra de la reforma llevada a cabo por Obama que permite a los inmigrantes que llegaron a EEUU siendo niños de forma ilegal paralizar sus procesos de expulsión y está a favor del blindaje de las fronteras.

Aborto y anticonceptivos: No es sólo un ardiente enemigo del derecho al aborto, sino que dentro de sus propuestas de recorte del gasto público está el destinado a la planificación familiar y ha criticado duramente que la reforma de la Ley sanitaria de Obama garantice el acceso gratuito a métodos anticonceptivos, basándose en que “es una afrenta a la libertad religiosa que pisotea los derechos constitucionales”.

Es además coartífice de un proyecto de ley en el que se define al feto como una persona con derecho a toda la protección legal y que afirma que “la vida del ser humano comienza con la fertilización, la clonación o su equivalente funcional, sin que tenga que ver su sexo, salud, función o disfunción, estado de desarrollo biológico o grado de dependencia”.

Homosexuales: Se opone al matrimonio entre personas del mismo sexo, contra cuyo reconocimiento legal ya votó en contra en 2006 en Wisconsin. En 2009 votó de nuevo en contra de un proyecto de ley que pretendía que las leyes federales sobre crímenes de odio incluyesen aquellos basados en la orientación sexual de la víctima.

la na paul ryan pictures 004 300x221 Paul Ryan: el número dos de Mitt Romney sale a escena desde la derechaArmas: Gran aficionado a la caza, es un firme defensor del derecho a poseer armas y ha afirmado que no cree que “más leyes sobre el control de armas vayan a solucionar los problemas de criminalidad, el control de armas no significa control del crimen”. Por eso ha votado en repetidas ocasiones en contra de propuestas de ley que pretendían un mayor control de su venta. El año pasado, sin ir más lejos, votó a favor de una ley que permitiría que un permiso para llevar armas ocultas expedido en un estado fuera válido para cualquier otro.

En definitiva, Ryan apuntala toda la ideología conservadora republicana, y lo hace a partir de su imagen de buen chico, trabajador e inteligente que perdió a su padre a los 16 años y tuvo que madurar rápido, que fue rey del baile en el Instituto y que desde una pequeña ciudad de Wisconsin llegó al Congreso de los Estados Unidos para no sólo hacerse un hueco sino dar el salto hasta la campaña presidencial como número 2.

Y de momento, porque en otro de sus gloriosos lapsus, Romney anunció el sábado a Ryan en el acto de su presentación como candidato a Vicepresidente con la siguiente frase: “Únanse a mí y demos juntos la bienvenida al próximo Presidente de los Estados Unidos”. Algunos han visto en ello cómo le traicionaba el subconsciente y desvelaba la principal razón por la que ha elegido a Ryan. Otros sólo su enésima metedura de pata.

¿Con Rafalca en Londres o de cumpleaños en Chicago?

Archivado en (Campaña Electoral'12, Juegos Olímpicos, Obama, Romney, sociedad, Washington) por loretosetien el 02-08-2012

Archivado en: , , , , , , ,

Agosto y su ritmo caribeño llegan también a Washington. Hay menos gente en las calles, en el transporte público. Desde hace ya un mes el calor es insoportable y los que pueden han huido a la costa, buscando la brisa del mar y una buena playa, supongo. Hasta la campaña electoral se ha relajado un poco y aunque las agendas de los candidatos siguen llenas, el tono es un poquito diferente, más fiestero que hasta ahora.

Así que dejamos a un lado los vaivenes de la economía, el matrimonio gay, la reforma de la ley sanitaria, la inmigración o el control de las armas y nos vamos a competir en las Olimpiadas de Londres 2012 con Mitt Romney y de fiesta de cumpleaños a Chicago con Barack Obama. El verano es así.

Rafalca 300x185 ¿Con Rafalca en Londres o de cumpleaños en Chicago?El primer evento social arrancó hoy mismo, jueves 2 de agosto, con el salto a la pista olímpica de Rafalca, la yegua de Mitt Romney, que ha quedado cuarta en la primera ronda de doma clásica. Allí estaba para animarla la mujer del candidato, Ann Romney, aterrizada en Londres después de acompañar a su marido en su tourné europea por Inglaterra, Israel y Polonia donde, por cierto, ha dejado una profunda huella con su dominio de la política exterior tras criticar la organización de los juegos, cabrear a los palestinos y que su jefe de prensa tuviera un altercado con los periodista en Polonia y acabara diciéndoles “besadme el culo”.

Lo de la doma clásica ha servido a los demócratas para volver a cargar contra Romney, al que se le estima una fortuna personal de 250 millones de dólares, y su poca conexión con los problemas de la gente corriente. Los chistes y parodias también han arreciado, como el del show The Colbert Report, que ha declarado la doma clásica el nuevo pasatiempo favorito de la clase trabajadora y que se mofa de cómo la gente que se dedica a ella, “como el Príncipe de Arabia Saudí, la Princesa de Dinamarca o la nieta de Isabel II viven en tu vecindario o, al menos, tienes su cara en tu dinero”.

obama birthday cake1 300x210 ¿Con Rafalca en Londres o de cumpleaños en Chicago?El segundo evento social de la semana es sin duda el cumpleaños de Obama, que el sábado 4 de agosto cumple 51 años y que lo va a celebrar en Chicago. ¿Cómo, con la familia? Nooooooooo: recaudando fondos para su campaña una vez más. Su equipo lleva cerca de un mes bombardeando a emails para que firmes su tarjeta de felicitación y dones al menos tres dólares, entrando en el sorteo para que dos personas y acompañantes asistan a su fiesta de cumple en su casa de Chicago.

Claro que también los hay que proponen felicitarle de otra manera, como por ejemplo enviándole una “tarta” por email para la que se pueden elegir los siguientes mensajes: “¿Asegura tu trabajo nuestras fronteras?”, “Visita Arizona, lo verás por ti mismo”, “No podemos permitirnos tu reforma sanitaria” o “No podemos permitirnos más rescates”. Ya se han enviado 45.000.

De momento, lo de las celebraciones de andar por casa le está dando buen resultado a Obama que, según una de las últimas encuestas  hechas públicas, ganaría en noviembre en tres estados complicados (en los que ya ganó en 2008): Pensilvania, Ohio y Florida. Y lo hace sobre todo apoyado en su encanto personal y en el voto femenino, más que en su gestión económica. Y eso con 51 años…

Nací en Santander en 1976 y, tras estudiar Filología Inglesa en la Universidad de Oviedo, realicé el Máster de Periodismo del diario 'El País', donde trabajé en la Delegación del País Vasco primero y en la sección de España después.
Regresé entonces a Asturias, como responsable de prensa en los siguientes 10 años en el Gobierno del Principado y en el Ayuntamiento de Avilés. Actualmente vivo en Washington DC, donde trabajo como periodista freelance y desde donde colaboro con el diario EL COMERCIO.



Social Widgets powered by AB-WebLog.com.