Facebook elige Barcelona

A lo largo de la pasada semana los mercados de renta variable subían de manera generalizada, habida cuenta de que todos los focos apuntaban a la decisión de EE.UU. respecto al acuerdo nuclear con Irán, la cual, a pesar de las presiones por parte de los líderes europeos, era de no ratificarlo, impulsando al barril Brent por encima de los 77$/barril, máximos de 2014. A nivel político cabe destacar también que EE.UU. y Corea del Norte acordaban que la reunión entre ambas potencias se celebrase el 12 de junio en Singapur. En Italia, disminuía la probabilidad de repetición de elecciones, tras los avances en las negociaciones entre el Movimiento 5 Estrellas y La Liga Norte. Respecto a la preocupante situación de Argentina, tras un severo repunte en la inflación que obligaba al banco central argentino a subir los tipos hasta el 40%, se desencadenaba una importante devaluación del peso.

Repito por si no me ha entendido bien, amable lector: tipos de interés del ¡40%!

En relación con los bancos centrales, tenía lugar la reunión del BoE, en la que mantenía los tipos de interés sin cambios. En el caso de Europa, ya sabe usted que los tipos están por los suelos.

Con respecto a las referencias macro de la semana, en Europa, los datos más significativos de la semana se daban en Alemania, donde el dato de la producción industrial para el mes de marzo (1,0% vs 0,8% e vs -1,6% ant) crecía por encima de las previsiones, sugiriendo que las fábricas del principal país de la Unión Europea terminaron el primer trimestre del año con buen ritmo después de 2 meses que decepcionaban.

En cuanto a la Fed, varios eran los miembros del FOMC que declaraban encontrase cómodos con inflaciones ligeramente superiores al 2%, sin que haya necesidad de alterar los planes previstos de normalización monetaria. Por último, el Wall Street Journal señalaba que el gobernador del Banco Central belga habría sugerido que el BCE anunciará en julio que reducirá progresivamente sus compras de 30 bn de euros mensuales para centrarse en la política de normalización de tipos de interés.

A nivel doméstico, cabe destacar que el Ibex-35 vuelve a los 10.200 que perdió en febrero. De hecho se ha producido un rebote en los mercados financieros y el selectivo español se colocaba por encima de los 10.200 puntos, tras varias sesiones consecutivas de ascensos. No veíamos este valor desde el 2 de febrero.

Quisiera destacar también, amable lector, a nivel más local, otra buena noticia y es el hecho de que bajan las regulaciones de empleo y los despidos. Solo dos empresas presentaron un ERE por cierre hasta abril. El número de expedientes de regulación de empleo (ERE) se recortaron notablemente durante los primeros cuatro meses del año en Asturias. Según las cifras que ha divulgado esta semana la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos (Sadei) en los primeros cuatro meses del año se presentaron en la región 53 regulaciones, son trece menos que las que hubo en el mismo periodo del año anterior. A través de estos expedientes se despidieron a 534 trabajadores durante estos primeros meses del año. También alguno menos de los que hubo durante el mismo periodo del año anterior cuando se produjeron 585.

Considero también buena noticia que Hacienda obligará a tributar a las empresas españolas con sucursales en paraísos fiscales. De esta manera, el Gobierno gravará las sucursales de empresas españolas en territorios de baja tributación y paraísos fiscales para adaptarse a las exigencias de la UE en lucha contra el fraude y completar la recaudación de la nueva ‘tasa Google’.

A nivel bancario lo más destacado considero que es que el  Frob se apoya en 17 bancos para vender Bankia en el mejor momento. El Gobierno podría retrasar la fecha de privatización más allá del año 2020 porque descarta una venta “forzosa” de la entidad que implicaría pérdidas para los contribuyentes. Sea cual sea el resultado de la privatización completa de Bankia, la evidencia es que será una operación analizada y sosegada. El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), cuenta con un panel formado por los principales 17 bancos de inversión para medir el apetito del mercado y estudiar los plazos y los precios de la desinversión. JPMorgan, Jefferies Arcano, Deutsche Bank, Bank of America Merrill Lynch, UBS, Morgan Stanley, Goldman Sachs, Credit Suisse, Citi y Barclays son algunos de los bancos que trabajan con el Frob para preparar su salida de Bankia.

En mi opinión, de lo que se trata es de buscar el mejor momento para cada paso en la salida del Estado.

Finalmente, una noticia con la que comenzaba esta pasada semana: Facebook elige Barcelona para un gran centro de control de las noticias falsas. Instalará en la emblemática Torre Agbar un equipo para vigilar y eliminar contenidos. Empleará a 500 personas en ocho plantas para evitar abusos en su plataforma.

Como diría un asturianu, después del “amagüestu” que se ha formado con este tema de Facebook, la empresa quiere hacer un gesto de cara a la galería y así, de paso sirve para empezar a dar contenido a un edificio que yo sepa, hasta el momento, está vacío.

La empresa ha elegido las oficinas más emblemáticas de Barcelona para montar un centro operativo desde el que combatir y borrar el contenido nocivo de la red social como las noticias falsas. La compañía californiana abrirá en los próximos meses este punto neurálgico en la icónica Torre Glòries, diseñada por el arquitecto Jean Nouvel, y anteriormente conocida como Torre Agbar. En esas ocho plantas se instalarán 500 personas de CCC (Competence Call Center), un número prácticamente idéntico al que tienen en la instalación germana de esa compañía en Essen para Facebook, del que los medios internacionales adelantaron el pasado verano que su plantilla se dedicaría a eliminar contenido nocivo de la red social. Se desconoce si el centro de Barcelona asumirá las funciones del de Alemania u operará con los mismos cometidos.

Creo que la llegada del proveedor de Facebook viene a paliar la fracasada implantación de la Agencia Europea del Medicamento en la Torre Glòries,  ya que la UE eligió Ámsterdam como ciudad para albergar la sede de la institución tras tener que abandonar Londres por el Bréxit. Así que bienvenido sea Facebook en este singular edificio.

SUSANA ÁLVAREZ OTERO ES PROFESORA TITULAR DE ECONOMÍA FINANCIERA DE LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO E INVESTIGADORA ASOCIADA A LA UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE