Sra. Álvarez, Presidenta

Las bolsas europeas cerraban planas una semana marcada por la atención del G-20 de este fin de semana, donde Estados Unidos y China se volverán a reunir con el objetivo de retomar las negociaciones comerciales. Era una semana con bastantes anuncios corporativos previo al inicio de la temporada de resultados. A nivel sectorial, destacaban en positivo industria básica y viajes-ocio, en negativo, las utilities. En los bonos soberanos continuaba la tendencia de caídas generalizadas de las TIRs, aunque poco pronunciadas. En lo relativo a la esperada reunión entre EE. UU. y China durante este fin de semana en el G-20 de Osaka acaparaba la atención de los inversores, produciéndose declaraciones de las dos partes durante la semana y calibrándose las expectativas de dicha reunión. El escenario más favorable que podría resultar de esta reunión sería el de la vuelta a la negociación, dejando sine die la amenaza de aranceles por 325.000 M.$ en unas negociaciones que podrían resultar muy largas. La reunión entre Trump y Xi Jinping será el sábado.

En el campo de la política monetaria, relativo a Reserva Federal, Jerome Powell defendía la “independencia” de la FED tanto de las presiones políticas como de los mercados financieros y debido a ello, alejaba las expectativas de un recorte de tipos contundente en la reunión de julio (las probabilidades de recorte de 50pb bajaban del 40% al 22% tras estas declaraciones). Por su parte, Bullard, que defendía la necesidad de bajar tipos en la última reunión de la FED, no consideraba que la situación económica es tal como para necesitar un recorte de 50pb. de forma inmediata.

Muy destacable es el hecho de que el bitcoin se dispara por el ‘efecto Facebook’. La criptomoneda ha registrado subidas imparables en ocho días, y repunta en lo que va de año más de un 250%. En efecto, el precio del bitcoin ha subido a su nivel más alto en año y medio [un 261%]. El repunte lleva a pensar en el último ciclo de bruscas oscilaciones que sufrió la criptomoneda. El miércoles, el bitcoin que cotiza en la Bolsa de criptomonedas Bitstamp subió un 10% alcanzando los 12.935 dólares, situando al activo digital cerca del mayor repunte en un día en más de un mes. El precio del bitcoin cayó horas más tarde a 12.600 dólares. El valor de la criptomoneda ha registrado subidas imparables en las últimas ocho jornadas; su rentabilidad anual supera ya el 250%, doce veces más que el rendimiento del paladio, el siguiente activo con más rentabilidad. Gran parte de esas ganancias se han registrado en las últimas ocho semanas. De hecho, desde principios de mayo, el precio de un bitcoin se ha duplicado. La euforia en torno al bitcoin se está contagiando a otras divisas digitales. Ethereum, la segunda mayor criptodivisa, registró un repunte del 5.5% el miércoles, según datos de Coindesk, la web de información más importante del mundo de las criptomonedas. Tras este repunte, sus ganancias anuales alcanzan ya un 150%. Los analistas aseguran que en el entusiasmo por las criptodivisas intervienen una serie de factores. Entre los más importantes está el salto de Facebook al mundo de las monedas virtuales, con el lanzamiento de Libra, que es su propia divisa.

Destaco, seguidamente, una noticia muy curiosa del país vecino.

Portugal ofrece 6.500 euros a los emigrantes que regresen. La ayuda está destinada a aquellos que vuelvan con un contrato de trabajo por cuenta ajena, que emigraran antes de 2016 y hayan permanecido más de 12 meses fuera del país. Portugal quiere recuperar a los ciudadanos que emigraron y por eso les ofrece 6.500 euros si vuelven a trabajar al país. Así espera seducir el Gobierno luso a todos aquellos que se marcharon con la crisis y que aún no han regresado al país, donde la tasa de natalidad vive horas bajas y cuesta mantener la población en diez millones de habitantes. La propuesta de este pago único fue aprobada el pasado marzo en Consejo de Ministros y entrará en vigor en julio con el nombre de Programa Regresar, destinado tanto a portugueses como luso-descendientes. Se trata de un paquete de incentivos que, entre sus medidas, ofrece hasta 6.500 euros a quien regrese a Portugal continental, aunque tiene una letra pequeña clave: solo entregará la ayuda a quien vuelva con contrato de trabajador por cuenta ajena. “Esta es una política activa de empleo y se destina a apoyar contratos de trabajo, no es un apoyo para que las personas vengan a Portugal a buscar empleo”, matizó este pasada semana el secretario de Estado de Empleo, Miguel Cabrita.

A nivel doméstico, destaco amable lector, la noticia del titular de este blog en el día de hoy: El Corte Inglés ultima nombrar nueva presidenta a Marta Álvarez. El grupo prepara el relevo de Jesús Nuño de la Rosa justo un año después de su nombramiento. Marta Álvarez presidirá la próxima junta de accionistas de la compañía, en agosto. Marta Álvarez, hija de Isidoro Álvarez, consejera y accionista de El Corte Inglés, y que junto a su hermana Cristina controla el 60% del capital -si se suma su participación, a través de Iasa, y la de la Fundación Ramón Areces, que también controla- será la próxima presidenta del grupo de grandes almacenes. El consejo de administración de El Corte Inglés, que está previsto que se reúna en la primera quincena de julio, propondrá a Marta Álvarez como presidenta, previa renuncia del actual presidente, Jesús Nuño de la Rosa. La intención del grupo es que Marta Álvarez presida ya la junta general de accionistas que se celebra cada año en agosto. No se esperan más cambios en el consejo. El único integrante que termina mandato es Manuel Pizarro, consejero independiente, y está prevista su renovación.

La llegada a la presidencia de Marta Álvarez supondrá la vuelta de un miembro de la familia fundadora a la primera línea de la cúpula directiva de El Corte Inglés. Se produce un año después de que Jesús Nuño de la Rosa fuera nombrado en el cargo, aunque las mismas fuentes señalan que ya entonces se barajó el nombramiento de Marta Álvarez como presidenta, pero ésta declinó aceptar su nombramiento y se optó por una alternativa que generara menos tensión en el seno de la empresa, debido a la inestabilidad que había provocado la guerra familiar entre Marta y Cristina Álvarez y el resto de la familia de Isidoro Álvarez, y que culminó con la destitución de Dimas Gimeno. La empresa barajó entonces la opción de Manuel Pizarro como presidente, aunque éste tampoco aceptó. También se llegó a ofrecer el puesto a Víctor del Pozo, consejero delegado del área de retail, y a Jesús Nuño de la Rosa, que aceptó el cargo. Ya entonces se interpretó la decisión como transitoria dentro del consejo de administración y se dio por sentado que no sería definitiva, ya que tenía más sentido que presidiera la compañía un miembro de la familia con mayoría del capital de El Corte Inglés. La intención de El Corte Inglés ahora es que Marta Álvarez sea una presidenta no ejecutiva -siguiendo el modelo anglosajón de chairman-, con dos consejeros delegados encargados de la gestión diaria del grupo de grandes almacenes. Se espera que Nuño de la Rosa renuncie en julio a su cargo de presidente de la compañía, pero seguirá presidiendo cuatro filiales: Viajes El Corte Inglés, Informática El Corte Inglés, Financiera El Corte Inglés y Seguros El Corte Inglés.

También  a nivel nacional destaca el hecho de que las hipotecas se encarecen desde que las entidades pagan el impuesto. El Banco de España asegura en un informe que desde septiembre los tipos de interés medios aplicados a los nuevos préstamos para la compra de vivienda han aumentado en 30 puntos porcentuales. “Este incremento, que no se ha observado en el resto de los segmentos en España, ni en el de la compra de vivienda en otros países de nuestro entorno, podría estar relacionado con los cambios legislativos introducidos en nuestro país en los últimos meses en materia de crédito inmobiliario y de compra de vivienda”, sostiene el organismo. Aunque no lo cita explícitamente, el Banco de España se refiere a la carga al sector financiero del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) que gravan las hipotecas.

A nivel local, es obligado señalar que el número de parados mayores de 55 años se duplica en Asturias en una década. La proporción sobre el total de parados supera el 12 por ciento. Asturias cuenta con 8.700 parados mayores de 55 años, una cifra que se ha doblado respecto a los 4.300 contabilizados hace una década, según un análisis elaborado por la empresa de recursos humanos Adecco. Así, la proporción de parados mayores de 55 sobre el total de desempleados en la región (68.200 personas) ha pasado del 7,2 por ciento de 2009 al 12,8 por ciento de 2019. Adecco atribuye esta tendencia al envejecimiento poblacional al apuntar que Asturias es la comunidad autónomas más envejecida, con 214 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16. Sin embargo, también incide en “la significativa cronificación del desempleo”, ya que el 65 por ciento de los desempleados mayores de 55 años es de larga duración, frente a la tasa del 45 por ciento para el desempleo en general. Adecco apunta que, en el último año, el 83 por ciento de los responsables de recursos humanos no ha seleccionado a ningún mayor de 55 años. El 40 por ciento admite que la edad le genera dudas para la adaptación y el desempeño del puesto, mientras que un 45 por ciento afirma que no ha tenido oportunidad de contratar a “seniors”, al no haber recibido candidaturas de este grupo de edad. Algunas de las principales creencias que frenan su contratación es que “sus conocimientos estarán obsoletos” (75%), “tendrá una menor flexibilidad” (60%), “no encajará en una plantilla mayoritariamente más joven” (34%) o su absentismo será superior, debido a mayores problemas de salud (25%). El director general de la Fundación Adecco, Francisco Mesonero, ha afirmado que “estas creencias son producto de prejuicios y estereotipos muy asentados en el imaginario social, que se trasladan a las empresas y dan lugar a la discriminación por edad”. Sin embargo, ha subrayado que se trata de “pensamientos anacrónicos que empobrecen a las organizaciones y a la sociedad en su conjunto, al desechar valores tan habitualmente presentes en los seniors como la experiencia, la madurez, la templanza o la fidelidad”. Mesonero ha añadido que “resulta un absoluto contrasentido discriminar a un trabajador maduro, en una sociedad en máximos históricos de envejecimiento en la que la fuerza laboral senior va a ser la dominante y en la que la edad de jubilación tiende a incrementarse”.

De nuevo, una triste noticia para nuestra región que pone de manifiesto la necesidad de tomar medidas urgentes en el Principado de Asturias.

SUSANA ÁLVAREZ OTERO ES PROFESORA TITULAR DE ECONOMÍA FINANCIERA DE LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO E INVESTIGADORA VISITANTE DE LA UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE.