Calviño for President!

Los índices de renta variable europeos presentaban descensos generalizados en la semana, lastrados por la posibilidad de un nuevo rebrote del virus en pleno proceso de desescalada. En esta línea, la Fed estimaba una caída del PIB de un -6,5% para este año, y mostraba un tono prudente ante la incertidumbre aún existente de cara a la recuperación económica. Por sectores, los más cíclicos volvían a ser los que más sufrían en la semana con caídas cercanas al doble dígito (Turismo, Banca, Autos, Petróleo). En EE.UU. se avivan los miedos a una segunda oleada del virus, con el crecimiento de casos en 6 estados, donde la mayoría de los gobernadores no quieren poner freno a las medidas de “desescalada”, siguiendo con el mensaje lanzado por el secretario del Tesoro Mnuchin que EE.UU. no puede permitirse un segundo confinamiento. Asimismo, se teme que las movilizaciones pro-igualdad también desencadenen mayores rebrotes.

A nivel europeo, no se han producido avances en la reunión de ministros de finanzas de esta semana en la aprobación del Fondo de Recuperación, sin que los bloques hayan movido sus líneas rojas, dejando el trabajo para la cumbre de líderes de la próxima semana, en la que también se ve difícil llegar a un acuerdo. Donde se han visto avances, ha sido en Francia, que tal como hizo Alemania la semana pasada, acelera su respuesta fiscal, incremento en 110.000 M € de la respuesta fiscal al COVID-19, que alcanzaría un total de 133.500 M € (5,6% PIB) y le llevaría a ampliar el déficit a 11,4 % PIB.

A nivel doméstico, es tristemente destacable que la creación de empresas se hunde un 73,4% en abril, su mayor caída desde 1995.  El número de nuevas sociedades mercantiles se desplomó un 73,4% en abril respecto al mismo mes de 2019, su mayor retroceso de toda la serie histórica, iniciada en 1995. En total, en abril se crearon 2.311 empresas, también mínimo de la serie. Por su parte, las disoluciones empresariales disminuyeron un 75,1% en abril en tasa interanual, hasta totalizar 401, la cifra más baja desde agosto de 2002, según los datos difundidos esta pasada semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con el retroceso de abril, marcado por la crisis sanitaria y el estado de alarma, la creación de empresas encadena cuatro meses de tasas interanuales negativas después de haber cedido en el mes de enero casi un 4%; en febrero más de un 9%, y en marzo más de un 28%. Estadística ha recordado que, a pesar del estado de alarma, los Registros Mercantiles continuaron su actividad en abril y el Registro Mercantil Central ha remitido la información necesaria al INE para la elaboración de la estadística. El 19,7% de las sociedades mercantiles que se crearon en abril se dedica al comercio y el 15,3% a inmobiliarias, financieras y seguros. En cuanto a las sociedades disueltas por actividad económica principal, el 20,8% pertenecía al comercio y el 17,3% a la construcción. Para la constitución de las 2.311 empresas creadas en abril se suscribieron más de 154 millones de euros, lo que supone un descenso del 37,4% respecto al mismo mes de 2019, mientras que el capital medio suscrito, que se situó en 66.829 euros, subió un 135,1% en tasa interanual. De las 401 empresas que cerraron en abril, el 80% lo hicieron voluntariamente, el 11% por fusión con otras sociedades y el 9% restante por otras causas. Por su parte, el número de sociedades mercantiles que ampliaron capital en el cuarto mes del año disminuyó un 61,6% interanual, hasta las 938 empresas. El capital suscrito en dichas ampliaciones superó los 474 millones de euros, cifra un 71,6% inferior a la de abril de 2019, mientras que el capital medio fue de 505.736 euros, un 26,2% menos. En tasa mensual (abril sobre marzo), la creación de sociedades mercantiles disminuyó un 65,8%, su mayor retroceso en al menos cinco años, mientras que la disolución de sociedades retrocedió un 72,6%, registrando también su mayor retroceso mensual como mínimo desde 2016. Las comunidades con mayor número de sociedades mercantiles creadas en abril fueron Madrid (515 sociedades), Andalucía (385) y Comunidad Valenciana, donde se crearon 351 empresas. Por el contrario, las que menos sociedades constituyeron en abril fueron La Rioja (12), Extremadura (18) y Cantabria (30). Atendiendo a las sociedades mercantiles disueltas, las que presentaron un mayor número fueron también Madrid (98), Andalucía (76) y Comunidad Valenciana (41). Por el contrario, las que registraron menos sociedades disueltas fueron Canarias, Navarra y La Rioja, todas ellas con tres. Todas las regiones recortaron en abril el número de empresas creadas respecto al mismo mes de 2019. Los mayores descensos correspondieron a Canarias (-88%), Cataluña (-85,1%), Castilla-La Mancha (-84,3%) y Extremadura (-80,6%), y los menores a Navarra (-25,4%), Murcia (-32,7%) y Cantabria (-45,5%). Asimismo, todas las comunidades registraron tasas interanuales negativas en el número de disoluciones empresariales. Los mayores descensos se dieron en Canarias (-95,2%) y Galicia (-85,3%) y los menores, en Baleares (-30,6%) y Navarra (-62,5%). El stock de mercancías en el comercio aumentó un 1,1% en el primer trimestre, su menor alza en 6 años. El INE también ha publicado la encuesta coyuntural sobre stocks y existencias (ECSE), el cual registró un aumento interanual del 1,1% en el primer trimestre del año, tasa 1,2 puntos inferior a la del trimestre anterior y la menor en seis años, según la encuesta publicada esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Con el repunte del periodo enero-marzo, el stock de productos en el comercio acumula 24 trimestres consecutivos de tasas interanuales positivas. Por sectores, sólo la venta y reparación de vehículos de motor registró una tasa interanual positiva, del 6,7%, ya que el stock en el comercio mayorista y minorista se redujo un 0,2% en ambos casos respecto a abril de 2019.

Muy sorprendente y negativa la noticia empresarial de que Inditex sufre sus primeras pérdidas desde que cotiza en Bolsa y anuncia cierres.  El grupo textil Inditex, propietario entre otras de la cadena Zara, ha presentado pérdidas por primera vez desde que cotiza en Bolsa (2001), al dejarse en su primer trimestre fiscal (febrero/abril) 409 millones de euros por el cierre de sus tiendas a causa del coronavirus y ha avanzado que suprimirá hasta 1.200 establecimientos en dos años. Las ventas de Inditex cayeron un 44 % entre febrero y abril, hasta los 3.303 millones de euros, debido a que el 88 % de sus tiendas ha llegado a estar cerradas por la pandemia. Así, el margen bruto se quedó en el 58,4 % de las ventas, cerca del 59,5 % de hace un año, mientras que el resultado operativo (Ebitda) cayó el 71 % y se situó en 484 millones. El presidente de la compañía, Pablo Isla, vinculó el plan de “concentración de tiendas” a la estrategia de los “últimos ocho años” y sus proyectos a largo plazo, y no a la crisis del coronavirus. Concretó que se cerrarán entre 1.000 y 1.200 tiendas en 2020 y 2021, 300 de ellas en España.

En lo relativo a lo destacado en el titular de este blog en el día de hoy es que la salida de Centeno abre la puerta a Calviño a presidir el Eurogrupo. España podría hacer realidad su aspiración de presidir el Eurogrupo, y lograrlo en un momento histórico. La ministra de Economía, Nadia Calviño, es una de las favoritas en las quinielas para sustituir en el cargo al portugués Mário Centeno, que anunció en días pasados su dimisión como ministro de Finanzas del Gobierno luso y, por ende, el fin de su etapa como presidente del clan de ministros de Economía y Finanzas del euro. Su ejercicio como presidente del Eurogrupo terminará el 13 de julio de 2020. El jueves informó a sus compañeros del Eurogrupo de la decisión de no buscar un segundo mandato, dado que el 15 de junio dejará el cargo de ministro de Finanzas de Portugal.  Al dejar de ser ministro en su país, Centeno no podrá renovar en la jefatura del Eurogrupo, que está reservada para un titular de Economía de la eurozona. Su salida no era ningún secreto, pero es el pistoletazo con que inicia la carrera por el liderazgo del Eurogrupo, para el que, por el momento, ningún ministro se ha postulado. El mandato de Centeno expira el próximo 13 de julio, por lo que ya estaba previsto que en la reunión del Eurogrupo de mañana, 11 de junio, se abordara su continuidad en el cargo. La decisión sobre quién le relevará se tomará en la reunión del 9 de julio, que todavía estará presidida por el portugués. Aunque durante los últimos años el órgano ha perdido poder de influencia, convirtiéndose en un satélite del Consejo Europeo, donde realmente se toman las decisiones de calado que afectan a la Unión, el Eurogrupo continúa siendo cuna de las decisiones más importantes para Europa en materia económica, máxime en un momento como el actual, con el reto sobre sus hombros de salvar a las economías europeas de una crisis sanitaria y económica sin precedentes. España lleva persiguiendo el puesto desde 2015, cuando el holandés Jeroen Dijsselbloem se impuso al entonces ministro de Economía, Luis de Guindos. Esta ocasión, sin embargo, vuelve a ser una oportunidad de oro para España, ya que durante los próximos meses los representantes europeos deberán diseñar la estrategia de recuperación económica de la UE. Calviño, que por el momento no se ha pronunciado sobre si pretende o no presentar candidatura, tiene a su favor su reconocida carrera como funcionaria en Bruselas, donde fue directora general de presupuestos, o la familia política (España es el país más grande con un gobierno socialista en la UE). Además, es la única mujer en las quinielas, y podría aportar un necesario equilibrio de género al convertirse en la primera presidenta del Eurogrupo. Desde la Moncloa también consideran que tiene “opciones” para liderar el Eurogrupo, al contar con el “perfil perfecto” para ello.  En contra de Calviño juega que su entrada el liderazgo de los países del sur en cargos económicos en Europa el cargo perpetuaría el , tras la salida de Portugal y con Italia dominando la Comisión de Asuntos Económicos. Un protagonismo mediterráneo que los halcones del norte (Holanda, Austria o Finlandia) podrían ver con malos ojos, considerando la máxima tensión que se vive de cara al diseño del fondo europeo de reconstrucción. Pero los halcones podrían mostrarse benévolos si se tiene en cuenta que el presidente del Grupo de Trabajo del Eurogrupo es finlandés. Otros nombres que podrían ir postulándose en los próximos días son el ministro luxemburgués, Pierre Gramegna, o el irlandés Paschal Donohoe. Por otro lado, elegir a Calviño alejaría a su compañera en el Ejecutivo, la ministra Arancha González Laya, de la presidencia de la OMC, carrera que también comienza ahora y para la que es favorita.

A nivel regional, destacar que el precio de la vivienda en Asturias subió en el primer trimestre un 4,4% en tasa interanual, una décima más que en el cuarto trimestre del pasado año, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por tipo de vivienda, la subida fue mayor en la de nueva construcción, un 6,3%, mientras que en la usada fue del 4,1%. En el conjunto del país, el precio de la vivienda subió en el primer trimestre un 3,2%, cuatro décimas menos que en el cuarto trimestre del pasado año y la tasa más baja desde el primer trimestre de 2015. Por tipo de vivienda, la nueva se encareció un 6,1%, y la de segunda mano, el 2,7%, la menor tasa desde el primer trimestre de 2015.

Desafortunadamente, tendremos que acostumbrarnos en el futuro más próximo a noticias negativas a nivel económico, hasta que la situación en relación al coronavirus mejore y nos permita recuperarnos económicamente poco a poco.

SUSANA ÁLVAREZ OTERO ES PROFESORA TITULAR DE ECONOMÍA FINANCIERA DE LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO E INVESTIGADORA VISITANTE DE LA UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE.