El tsunami de las SPAC

En esta pasada semana, medio festiva que cerraba marzo, la confianza de los consumidores alcanzaba máximos desde el inicio de la pandemia cuando el registro de la encuesta del Conference Board en EE. UU. aumentaba 19,3 a 109,7 (96,9 e), siendo el mayor incremento mensual desde abril de 2003, aunque el registro permanece todavía por debajo de la lectura de febrero de 2020 (132,6). El registro de la evaluación de los consumidores de la situación actual aumentaba a 110 (vs 89,6ant) y el de expectativas a máximos de dos años, 109,6 (90,9ant). También fue positivo el registro de la percepción del mercado laboral de los consumidores cuando el registro alcanzaba 7,8 (Vs -0,8).

Por su parte, en la Eurozona la confianza de los consumidores aumentaba más de lo esperado en marzo cuando el registro de la Comisión Europea alcanzaba máximos de 13 meses (+7,6 a 101 vs 96e), por encima del promedio histórico de 100 por primera vez desde febrero 2021. Los mejores de lo esperados resultados fueron tanto por sectores como por geografías y sugieren que el comportamiento económico del bloque en el 1T21 podría ser menos negativo a las estimaciones previas.

También a nivel europeo, cabe destacar todo el revuelo con las vacunas de AstraZeneca. Así, la UE no permitirá la exportación de la vacuna contra el coronavirus de la farmacéutica AstraZeneca mientras no se cubran las cantidades de suministro firmadas en los contratos. AstraZeneca ha comprometido 70 millones de dosis para el segundo trimestre, ha recordado Breton esta semana, pero por el momento solo ha cubierto el 30 por ciento de esa cifra, mientras que ha cumplido con el 100 por cien del suministro comprometido con Reino Unido. La UE ha exportado aproximadamente el 40 por ciento de su producción, incluidas 20 millones de dosis que han partido hacia Reino Unido, ha explicado. Reino Unido, en cambio, no ha exportado vacunas. Breton ha asegurado que, si puede, la UE ayudará a Reino Unido cuando necesite dosis para administrar el segundo pinchazo en el plazo necesario. La UE tiene previsto haber producido 420 millones de dosis para mediados de julio, una cifra suficiente para lograr la inmunidad de rebaño, ha explicado Breton, que considera que esta inmunidad se alcanza cuando se haya vacunado a un 70 por ciento de los adultos.

A nivel doméstico y bancario, cabe destacar que Santander se prepara para lanzar las primeras SPAC españolas, a lo que hago referencia en el titular del blog en el día de hoy, además por especial interés para mí, dado que todo lo que tiene que ver con el acceso a Bolsa, forma parte de una de mis líneas de investigación académica. El banco trabaja con 10 proyectos que quieren debutar en el país. Hace un año era una ola. Hoy es un tsunami que está a punto de llegar a las playas españolas. Las SPAC (sociedades con un propósito especial de compra) son ya el método de moda en Nueva York para, por un lado, captar capital y hacer adquisiciones y, por otro, promover salidas a Bolsa. Solo en este primer trimestre de 2021 se han levantado 86.000 millones de dólares en 265 compañías de este tipo. Su funcionamiento es muy similar al de las socimis. Un equipo gestor saca una SPAC –que es, en un primer momento, un mero cascarón vacío– y explica qué tipo de empresas, y en qué países, quiere adquirir con el dinero levantado. Tiene habitualmente 18 meses para elegir la empresa que quiere comprar y, una vez lo hace, debe obtener autorización de la junta de accionistas. Cuando está aprobada la adquisición, la SPAC y la empresa comprada se fusionan, saliendo esta a Bolsa en el caso de que no esté cotizada.

El fenómeno, que empezó en EE UU, ya ha cruzado el Atlántico. De un lado, la elevada competencia entre estas sociedades ha provocado que busquen objetivos fuera de ese país y se hayan fijado tanto en Europa como en Latinoamérica. Por el otro, Reino Unido, Francia, Países Bajos y Luxemburgo ya han visto nacer sus primeras SPAC. Y en España se prevé que ocurra lo propio. Por ello, desde los departamentos de banca de inversión de las principales entidades tanto españolas como extranjeras trabajan a pleno rendimiento para lanzar las primeras SPAC españolas. De entre ellas, Santander saca varios cuerpos de ventaja y cuenta con profesionales orientados en esta área de negocio, que ya trabajan en los primeros proyectos. “En España hay mucha gente interesada en lanzar las SPAC. Nos reunimos con posibles sponsors a menudo y calculamos que puede haber unos 10 proyectos en marcha o con potencial interés”, indica Íñigo Gaytán, responsable global de Equity Capital Markets (ECM) de Santander Corporate & Investment Banking. “Detectamos bastante interés por las SPAC. Estos vehículos cotizados adquieren o se fusionan con empresas no cotizadas y les permiten salir a Bolsa sin depender de fluctuaciones del mercado. La mayoría de las SPAC cotizan en algún mercado americano, pero ya estamos viendo algunas en mercados europeos y esperamos ver pronto alguna en España. Las SPAC están mostrando interés por algunas empresas españolas a valoraciones bastante óptimas”, opina Ferran Foix, socio director de la oficina de Londres de Gómez-Acebo y Pombo. El principal problema que sufre el mercado español es el regulatorio. La normativa aún no cuenta con la suficiente flexibilidad para adoptar este modelo tal y como opera ya en Nueva York. Este es un asunto que la CNMV ha urgido al Gobierno a cambiar si no quiere perderse la ola mundial de este tipo de inversión, y al Ministerio de Economía la música suena bien. Pero aún no hay ningún plan negro sobre blanco al respecto. De hecho, Economía estudia fórmulas para facilitar la llegada de estos vehículos.  Uno de los aspectos más controvertidos llega en esa aprobación, por parte de los accionistas, de la adquisición de la empresa. Los titulares que voten en contra pueden, en el modelo americano, ejercer su derecho de separación. Es decir, irse con el dinero que aportaron. Esto, con la legislación española, es complicado. Fuentes del ministerio que dirige Nadia Calviño explican que están valorando cómo se están desarrollando las SPAC en otros países y que el objetivo es asegurar su lanzamiento con todas las garantías jurídicas para el inversor. “Siempre se estudian las vías de financiación de las que pueden disponer las empresas, pero siempre con el foco de la protección del inversor”, señalan. El enorme interés que están despertando las SPAC llega cuando ya se ha tramitado la nueva Ley de Sociedades de Capital en el Senado, sin que se hayan introducido nuevas enmiendas, y cuando ya está remitida al Congreso para su aprobación. La regulación podría quedar incluida en ese texto o tener un desarrollo jurídico posterior que podría llevar meses. También tiene aquí un  papel crucial la banca extranjera, que cuenta con más experiencia en SPAC que la banca nacional. Goldman Sachs, en su sede de Londres, ha creado un equipo especializado para este tipo de operaciones en Europa. Bank of America cuenta con un equipo específico para Europa, Oriente Medio y África, que trabajan junto a los de Asia y Estados Unidos. JP Morgan lanzó en febrero un equipo un equipo especializado en Europa, liderado por Guillermo Baygual y Lukasz Dziarnowski. Citi, Deutsche Bank y Credit Suisse también cuentan con equipos para Europa y han lanzado ya sus primeras SPAC en el Viejo Continente. BNP Paribas, por su parte, pilota toda la actividad desde París.

Muy destacable, a nivel empresarial está el hecho de que Amazon ingresó 5.400 millones en 2020 en España, casi la mitad que El Corte Inglés. El pasado año pagó más de 140 millones en impuestos directos en el país, donde ha invertido 6.800 millones desde 2011. La compañía tiene más de 12.000 empleados fijos. Amazon celebra este 2021 sus primeros diez años en España y lo hace con unas cifras que borran la imagen de aquella empresa que aterrizaba tímidamente a través de la compra de BuyVip por 70 millones de euros. El gigante estadounidense defiende que en este tiempo se ha convertido en un “potente motor de crecimiento para la economía española” y ofrece datos que, asegura, lo demuestran. Sus ingresos totales en España (una cifra que hasta ahora nunca habían hecho pública) alcanzaron los 5.400 millones de euros en 2020, casi la mitad que El Corte Inglés, que se prevé haya cerrado el año con unos ingresos en torno a los 11.000-12.000 millones, lastrada por el confinamiento y la crisis económica. El monto de Amazon, incluye tanto la facturación de las filiales de la compañía que operan de forma independiente en España y cuyas cuentas aparecen cada año en el Registro Mercantil, como la de las sucursales de Amazon EU Sarl (encargada de las ventas minoristas a través de Amazon.es) y de Amazon Web Services (negocio del cloud), las cuales reportan sus ingresos y ganancias a las autoridades españolas, y pagan los impuestos correspondientes en el país, pero presentan cuentas combinadas a través de su matriz en Luxemburgo. La empresa también desvela que su contribución fiscal total en España fue de más de 261 millones en 2020, sumando impuestos indirectos de más de 121 millones (donde incluyen el IVA y las retenciones de impuestos pagados por sus empleados a la Seguridad Social), y directos, más de 140 millones, donde meten el impuesto de sociedades, los impuestos pagados por la compra de terrenos o construcción de instalaciones o los impuestos sobre las nóminas y la seguridad social pagados por Amazon. Según las últimas cuentas publicadas por la empresa correspondientes a 2019, ese año las filiales independientes que publican sus cuentas en España tuvieron unos ingresos de 835 millones de euros y pagaron 9 millones en impuesto sobre beneficio. Mariangela Marseglia, directora general de Amazon.es, también destaca la fuerte inversión hecha por la compañía –más de 6.800 millones en estos diez años–, tanto en inversiones de capital (centros logísticos, oficinas e infraestructura en la nube) como los gastos operativos (incluyendo los salarios). Solo en 2020, Amazon invirtió más de 2.500 millones. Su red logística acabó 2020 con más de 30 centros y planea reforzarla este año con la apertura de nuevos centros y estaciones logísticas, de los cuales ya han anunciado dos, en Murcia y Alicante. También planean lanzar para finales de 2022 o principios de 2023 una nueva región de AWS Europa en España, que supondrán la apertura de tres grandes centros de datos en Aragón. Se puede afirmar sin duda que Amazon ha modernizado el “retail” en el país y ha sido el dinamizador del ” e commerce”.

Muy interesante y sabido es que, como consecuencia de esta pandemia, la tasa de ahorro de los hogares se disparó en 2020 hasta el 14,8%, su valor más alto desde 1999. 

Los hogares españoles situaron en 2020 su tasa de ahorro en el 14,8% de su renta disponible, tasa 8,5 puntos superior a la de 2019 y la más alta de toda la serie, iniciada en 1999, según ha informado esta semana el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las familias españolas, afectadas por las limitaciones de movilidad, el confinamiento domiciliario y las restricciones de aforos por causa de la pandemia, ahorraron en el año del Covid un total de 108.844 millones de euros, tras descender su renta disponible un 3,3%, hasta los 739.585 millones de euros, y reducirse su gasto en consumo un 12%, hasta los 628.198 millones. El ahorro generado por los hogares fue suficiente para financiar la inversión del sector (35.680 millones de euros), por lo que su capacidad de financiación ascendió a 72.989 millones de euros, 23 veces más que en 2019 (3.130 millones de euros). En 2020 la economía española mostró una capacidad de financiación de 12.421 millones de euros, cifra que equivale al 1,1% del PIB y que es la más baja desde 2012. Las Administraciones Públicas, por su parte, mostraron una necesidad de financiación en 2020 de 123.072 millones de euros, cifra que multiplica por más de tres la de 2019 (+245,3%).

Y cierro con una noticia económica agradable y positiva a nivel local asturiano: Cafés El Globo invierte dos millones de euros en innovación tecnológica en su planta de Salas. “Nos gusta el medio rural y apostamos por él, pero debe mejorarse la conectividad a internet”, dice la empresa, con más de medio siglo de vida. Todo el proceso que recorre el café, desde el cultivo hasta que llega a la hostelería, está digitalizado en Cafés El Globo. La empresa de Salas, con más de medio siglo de existencia, quiere seguir creciendo y, por ello, han invertido dos millones de euros en la ampliación y modernización con tecnología puntera de la planta ubicada en la localidad de Casazorrina. Y no tienen intención de frenar su avance: por ello, han solicitado al consejero de Ciencia e Innovación del Principado, Borja Sánchez, durante su reciente visita, la mejora de la conectividad de la zona. “Nos gusta el medio rural y apostamos por él quedándonos aquí, en Salas, pero necesitamos que implanten una red de conectividad para este año y sea estable”, señala José Ramón Iglesias Suárez, gerente de la compañía en cafés de especialidad, que cuenta con 28 empleados. Además, tal y como detalla, disponer de una mejor conexión a internet servirá para la consolidación y el avance de las compañías instaladas en Salas, pero también “es un aliciente para que, en cuanto terminen la autovía, vengan otras empresas”. Así es que la cafetera salense ha digitalizado todos los procesos que realizan en la planta, donde reciben la materia prima procedente de cafeticultores “con una apuesta por los sistemas de cultivo de baja densidad arbórea que favorecen el ciclo natural y no dañan el ecosistema”. Todo para seguir avanzando, controlando con precisión todos los procesos desde el cultivo al reparto final para conseguir el mejor café, desde Salas.

Gran noticia, sin duda. El futuro pasa por la innovación empresarial.

¡Felices Pascuas, amable lector!

SUSANA ÁLVAREZ OTERO ES PROFESORA TITULAR DE ECONOMÍA FINANCIERA Y CONTABILIDAD DE LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO E INVESTIGADORA VISITANTE DE LA UNIVERSIDAD DE CAMBRIDGE.